Ajuste del Estado: más de 350 empleados afuera de Télam

En un capítulo más del recorte del Estado en la época macrista, esta vez le tocó a la agencia nacional de noticias Télam, que en el día de ayer despidió a 354 empleados, lo que significa casi la mitad de la totalidad de su planta.

Los despidos fueron justificados por el Gobierno, que consideró que la agencia estaba sobredimensionada en cantidad de gente apuntando a una supuesta sobrecontratación durante el kirchnerismo, aunque entre los telegramas de despidos le tocó a todo tipo de empleados: desde los más antiguos hasta a los más nuevos, de distintas pertenencias ideológicas.

Los empleados de Télam salieron a contestarle al macrismo en un duro comunicado en el que sostienen que “lo que hay es un desguace: un proyecto para desmantelar a los medios bajo gestión estatal y entregar el sistema de medios en favor del capital concentrado de la industria”. También decidieron realizar un paro por tiempo indeterminado y tomaron pacíficamente los dos edificios, el de la calle Bolívar y el de la calle Belgrano.

Por otro lado, si se quiere observar lo que pasa en otros países “modelo”, a los que se cita como faros económicos, políticos y sociales, los ejemplos hablan por sí solos:

*La BBC en Inglaterra tiene 21000 trabajadores.
*La agencia EFE española cuenta con 2000 empleados.
*La Agence France Presse tiene 2300 colaboradores, de los cuales 1500 son periodistas.

En Argentina el panorama de medios es muchísimo más complicado, ya que desde hace varios años se viene recortando y despidiendo empleados en todos los sectores. A fines de año pasado, fue emblemático el caso de la Agencia Diarios y Noticias (DyN), la agencia de noticias del Grupo Clarín (y la más grande del sector privado), que cerró sus puertas tras más
de treinta años de servicio ininterrumpido.

Hasta el día de ayer, Télam contaba con 878 empleados entre sus dos sedes. Era una de las pocas áreas del estado en donde todavía no se había recortado exceptuando, algunos casos particulares. Los trabajadores continuarán la medida de fuerza hasta llegar a un posible acuerdo con el Gobierno.