Continúa el conflicto en Cresta Roja

Con un imponente operativo de seguridad sobre la ruta 205, en Ezeiza, la Gendarmería pretendió evitar que los trabajadores de Cresta Roja corten el tránsito. Hay más de 1.000 operarios suspendidos que esperan una respuesta de la compañía.

Gendarmería e Infantería de la Policía Bonaerense montaron un cordón policial esta madrugada en la ruta 205, a la altura de la autopista Riccheri, en Ezeiza, donde los trabajadores de Cresta Roja mantienen el acampe en rechazo al plan que quiere aplicar la empresa para reducir la planta de operarios al mínimo operativo de 250 trabajadores y dejar vacantes más de mil puesto de trabajo.

“Nos extorsionan con que si no firmamos el aval para que la empresa opere, nos dejan sin el Repro; además nos imponen una baja salarial del 30 por ciento”, explicó José Luis Leiva, trabajador de la avícola Cresta Roja.

El Repro al que hace referencia el operario es un bono acordado con el Ministerio de Trabajo, de un monto de 10.000 pesos mensuales, durante un año, para acompañar las cesantías masivas.

El operativo de seguridad se montó a la madrugada, para evitar que los trabajadores de Cresta Roja corten la ruta. “A Gendarmería se le sumó Caballería e Infantería. Sólo falta el Ejército. Están dispuestos a ejecutar el plan de dejar a la gente en la calle”, sostuvo Leiva.

“Es un ejemplo de la Reforma Laboral que quieren ejecutar como sea. Quedamos 1.120 personas en la calle que no estamos cobrando el Repro porque aún no firmamos”, volvió a remarcar el operario sobra la angustiante situación que se vive en la planta avícola.

Desde la cuenta de Twitter de los trabajadores de Cresta Roja, compartieron imágenes de hace tres años, cuando el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, fueron a la reinauguración de la planta y la presentaron como un ejemplo de su eslogan de campaña “Sí se puede”.