Polémico escape de Frigerio a las playas de Miami

Las redes sociales estallaron con críticas y cuestionamientos al Gobierno nacional por la actuación de los funcionarios del presidente Mauricio Macri ante la desgracia de miles de argentinos que quedaron bajo el agua

Miles de damnificados permanecían este lunes evacuados tras el intenso y trágico temporal de viento y lluvia que afectó en la madrugada del domingo último varias zonas del Gran Buenos Aires, con un saldo de dos muertos e importantes daños materiales. La mayoría de los distritos permanecían con problemas de anegamientos por el crecimiento de ríos y arroyos, especialmente en las cuencas de Luján y Matanza, y de circulación por las calles, por postes, árboles y carteles caídos.

Esto despertó el malestar y la indignación de cientos de argentinos que en las redes sociales apuntaron directamente contra el Gobierno. Entre los funcionarios más cuestionados estuvieron la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el intendente de Quilmes, Martiniano Molina.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, no fue la excepción tras salir a la luz unas imágenes en las que se lo observa disfrutando el fin de semana extra largo en unas cálidas playas cercanas a Miami.

De esta manera, mientras el miembro del gabinete de Mauricio Macri disfruta de sus minis vacaciones en otro país, los argentinos lamentan dos muertes, calles anegadas, ramas caídas, numerosos usuarios sin luz, carteles derrumbados, semáforos fuera de servicio y techos volados como múltiples consecuencias del intenso temporal de lluvia, viento y granizo que azotó el área metropolitana de Buenos Aires.

Y es que Frigerio no eligió el mejor momento para irse a Estados Unidos a descansar, puesto que es sabido que -de cara a las elecciones presidenciales de 2019- debido al plan de ajustes y los tarifazos que golpean a los bolsillos de los trabajadores, la mayoría de los argentinos han considerado –a través de encuestas y en las redes sociales- que “las cosas empeoraron” desde que Macri asumió su gestión al frente de Cambiemos. De modo que, desde los últimos meses predomina la percepción negativa por sobre la positiva y la brecha se sigue extendiendo.