Randazzo se reunió con legisladores del peronismo federal

Florencio Randazzo se sentó a la mesa como el dirigente importante de la noche. A sus costados se ubicaron legisladores del interbloque Argentina Federal, el espacio que responde a los gobernadores del PJ y que trabajan en el armado de un nuevo esquema político. La cena del martes, que había sido planificada más de un mes atrás y se había postergado por una larga sesión en la Cámara de Diputados, fue un mensaje de unidad entre ambos sectores. Una muestra de que quieren trabajar juntos en la construcción de un nuevo peronismo.

El ex ministro del Interior tenía una intención precisa. Quería dejar en claro frente a los legisladores que él, con una posición diferente a la de los principales gobernadores, está dispuesto a trabajar en la conformación de una nueva alternativa. Además, quería tener un primer acercamiento con los diputados del interbloque para comenzar a aceitar el vínculo con el peronismo federal.

Randazzo hizo un repaso general de como veía la situación del país y del peronismo, pero, fundamentalmente, quiso saber cuál era la situación económica, social y política de cada una de las provincias.

En el asado que se realizó en el quincho de una casa estuvieron presentes legisladores de Córdoba, Tucumán, Corrientes, Salta y Entre Ríos. La idea que atravesó la comida fue encontrar la forma de consolidar el nuevo espacio. En los próximos meses intentarán darle volumen con actividades y avanzar en la construcción de una identidad concreta.

El líder de Cumplir no quiere actuar de la misma forma que lo hizo Cristina Kirchner el año pasado. Es decir, no está dispuesto a cerrarle la puerta a una competencia interna con el kirchnerismo ni a la negociación con dirigentes de ese espacio.Entiende que es una discusión que se tiene que dar más cerca de las elecciones. Pero tiene en claro que su aporte será en la constitución del espacio que hoy representan los gobernadores. Esa es la posición que quería marcar en el nuevo terreno de negociación política que integra.

Randazzo construye en la vereda de enfrente al kirchnerismo pero está convencido que no hay que poner límites en el armado ni cerrarle la puerta a los dirigentes kirchneristas. Por eso está de acuerdo con que apellidos de su espacio como Alberto Fernández o Fernando “Chino” Navarro encabecen reuniones por la renovación del peronismo junto a dirigentes de Unidad Ciudadana como Agustín Rossi y Víctor Santa María.

“Nosotros vamos a todos lados a donde nos inviten”, fue la frase que el ex ministro les repitió a los dirigentes de Cumplir en los últimos meses. Esa decisión lo diferencia principalmente del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, que es el único que se muestra con intenciones de ser candidato a presidente en el peronismo federal y que pretende conformar una fórmula en paralelo al kirchnerismo. No abona a la idea de confluir en una PASO con el sector que lidera la ex jefa de Estado.

El 14 de marzo el ex ministro del Interior se reunió cuatro horas con Sergio Massa y le dio vida a una negociación con el ex diputado nacional. Ambos iniciaron la conformación de una alianza y pusieron a sus equipos a trabajar en el diseño de un proyecto político. Desde un principio, la intención de los dos dirigentes fue solidificar un nuevo espacio en conjunto y luego tirar puentes hacia el sector de los gobernadores para confluir todos en un mismo armado. Ese camino avanzó Randazzo anoche.